¿Cómo se llevan las corbatas anchas o estrechas?

La corbata es un clásico complemento de hombre que sirve como acompañamiento, habitualmente, a las camisas y los trajes de chaqueta. Su uso está muy extendido, pues se trata de un accesorio realmente tradicional. Se determina su origen en el año 1660, en el momento en el que los jinetes pertenecientes al ejército croata lucían pañuelos de color rojo alrededor de su cuello. De hecho, su nombre viene del italiano “cravatta”, en alusión a su nacionalidad.

Las corbatas actuales distan mucho de ser sencillos pañuelos que se colocan con despreocupación. Hay corbatas de diferentes modelos y diseños, además, anudarlas de la forma protocolaria puede ser todo un arte. 

Tanto es así que cantidad de personas tienen dudas sobre cómo llevarlas, cuándo ponerlas o qué diseño escoger en cada ocasión. En este artículo nos centramos en cómo se llevan las corbatas anchas o estrechas para que puedas salir de dudas.

Cuándo llevar una corbata ancha o estrecha

Las corbatas pueden ser estrechas, de medida estándar o anchas. Normalmente, los hombres usan las corbatas de tamaño estandarizado y ven cómo sus esquemas se rompen a la hora de cambiar el diseño, ¿cuándo emplear estas otras opciones?, ¿cómo deben llevarse?

Te aclaramos cómo es cada estilo de corbata y cuál debes ponerte en cada momento:

  • Las corbatas estrechas. Se consideran corbatas estrechas aquella que miden hasta 6 centímetros de ancho y son las apropiadas para llevar en momentos algo informales o a la oficina, pero nunca con traje de chaqueta o de etiqueta.
  • Las corbatas estándar. Estas suelen medir unos 7 centímetros de ancho y son las más populares por su versatilidad, ya que encajan bien o los trajes, pero también lucen en ámbitos algo más informales.
  • Las corbatas anchas. Son corbatas más difíciles de encontrar y que no se ven tan a menudo, pues su ancho puede llegar hasta los 10 centímetros. Son más apropiadas para personas corpulentas que quieren destacar con este complemento, pero están indicadas para los que son demasiado delgados porque el efecto puede quedar algo desproporcionado.

¿Qué ropa combinar con una cortaba estrecha?

Las corbatas estrechas son más versátiles que las anchas porque no tienen tantas limitaciones a la hora de lucir en cuerpos muy diferentes. Sin embargo, suele costar acertar a la hora de ponerlas de la manera adecuada o combinarlas. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Los colores y estampados

En cuestión de color y estampado, la corbata estrecha se debe combinar como todas las demás. Esto significa que debe ir acorde con las tonalidades que lleve la americana o la prenda superior y nunca en la misma gama cromática de la propia camisa.

Las camisas

Las camisas que mejor se ajustan al estilo de las corbatas estrechas son las entalladas o las que son bastante ajustadas, de lo contrario, la combinación va a quedar descompasada. También es interesante comprobar que el cuello de la misma sea pequeño, para que no exista un conflicto en las dimensiones de una pieza y la otra.

Los trajes

Los trajes no son necesariamente los mejores compañeros de este estilo de corbata, ya que se trata de una pieza bastante informal. Debes descartar los modelos clásicos para esta combinación, sin embargo, puede funcionar con trajes estrechos y contemporáneos.

Prendas informales

Las prendas informales siempre casan bien con este accesorio, o casi. Se pueden combinar con chalecos que sean entallados y con pantalones vaqueros pitillo a la perfección, incluso van bien durante el invierno sobre los jerséis estrechos.

Consejos para llevar camisas y corbatas correctamente

Hay ciertas pautas que te harán acertar siempre cuando quieras combinar las corbatas con camisas o trajes, sean como sean. Hacerlo bien es todo un arte y puede marcar la diferencia entre ir muy bien vestido o parecer desaliñado. Te mostramos las normas más importantes, a continuación.

El contraste de color

Hemos indicado anteriormente cómo se deben combinar los colores de las corbatas con el resto del atuendo, pero tenemos otra indicación que añadir al respeto. En este sentido, es importante que la parte más llamativa esté siempre en la camisa y no en la corbata, pues el contraste será mucho más orgánico cuando queramos ir de etiqueta. En ocasiones informales, esto es mucho más flexible.

Las camisas de rayas

Cuando quieras ir a juego y no sepas cómo hacerlo, evita el exceso. Combinar una camisa de rayas con una corbata de rayas es un riesgo que no debas tomar a no ser que lo tengas realmente claro. Esto solo puede funcionar en ocasiones muy puntuales en las que los diseños combinan y las rayas de la corbata tienen dimensiones muy diferentes a las de las otras prendas.

Los estampados y diseños pintorescos

Los estampados y diseños muy coloridos o estridentes están muy de moda, por lo que no es de extrañar que te dejes llevar por la tendencia. Sin embargo, tendrás que tomar decisiones para que la combinación no resulte recargada en exceso, pues una de las prendas debe ir en un tono suave y único para contrastar: o bien la camisa, o bien la corbata.

Las dimensiones

Las dimensiones de los accesorios no afectan solo a las corbatas estrechas o anchas. Lo cierto es que siempre se debe guardar un criterio y una estructura entre este complemento y la camisa, pues deben encajar a la perfección. Esto significa que, en ningún caso, el cuello de la camisa debe tapar en su totalidad el nudo de la corbata.

Concordancia

La corbata va íntimamente unida a la camisa, por lo que uno de los aspectos importantes es escoger ambas prendas de diseños similares o pertenecientes al mismo estilo. Si vas moderno, pues con ello hasta el final, si pretendes ir clásico, hazlo como manda el manual de toda la vida.

La apuesta segura

¿No quieres correr riesgos en tu look?, ¿necesitas una combinación ganadora que te sirva para todo tipo de situaciones? La receta va a ser muy sencilla. El secreto está en escoger tonos que van desde los más oscuros en el exterior hasta los más claros en el interior y hacerlo siempre en monotono, sin arriesgar con los estampados. Con esta máxima nada puede fallar en tu atuendo.