Tipos de cuellos de camisas

Las camisas de hombre están entre las prendas más versátiles. Las hay de muchos estilos y esto permite escoger entre modelos formales, informales, de invierno o para el calor: siempre hay una adecuada para cada momento. Este es uno de los motivos por los que prácticamente todos tienen alguna en su fondo de armario.

Su uso es tan longevo y tradicional que se remonta al año 1500 a.C, cuando se adoptó el uso del kalasiris de manera generalizada en Egipto. La prenda en cuestión era un rectángulo con un recorte para introducir la cabeza y solía estar elaborada con lino. Después, en la Edad Media, la camisa se empleaba como forro interior bajo las armaduras.

Desde entonces y hasta ahora ha sufrido una evolución imparable y se ha extendido a todo tipo de estilos, colores y maneras de lucirla. Una de las diferencias más características es el cuello de cada diseño, algo que dota de personalidad a la prenda y la hace más adecuada para una u otra ocasión.

¿Conoces los diferentes tipos de cuellos de camisas?, ¿sabes realmente escoger el más idóneo para cada circunstancia? En este artículo te mostramos todos los que existen para que aprendas a identificarlos y luzcas esta prenda con conocimiento de causa.

El cuello inglés

Es posible que consideres el cuello inglés como el cuello “normal” de una camisa, pues se trata del más común y tradicional de todos los que puedes encontrar en la actualidad. Es alto y con las puntas alargadas, con la posibilidad de atarlo alta la parte más elevada de la prenda y emana cierta elegancia. Se trata de una propuesta pensada para la formalidad absoluta, aunque ahora nos tomemos otras licencias a la hora de vestir.

Las camisas con cuello inglés son en realidad las más adecuadas para llevar con traje, con looks que son muy formales y, en algunos casos específicos, para ir a trabajar. Es imprescindible que todo hombre tenga una prenda clásica con este corte en su armario para lucir en las ocasiones que requieran de cierta etiqueta.

El cuello americano

La diferencia característica del cuello americano es muy sutil, pero la vas a reconocer enseguida. Son los modelos que tienen unos pequeños botones en los extremos de las paletas. Lo que hace este elemento es que se tornen algo más informales y tengan cierto toque de originalidad. La historia de este botón es muy curiosa, pues se remonta al año 1896, cuando un empresario americano dedicado a la elaboración de camisas viajó a Inglaterra y asistió a un partido de polo. En ese momento se fijó en los pequeños botones que llevaban los uniformes de los jugadores, integrados para mantener las palas siempre pegadas al pecho en el momento de cabalgar. Ahí surgió el cuello americano.

Como es de esperar y, sobre todo, conociendo la historia de la prenda, estas camisas son las más apropiadas para lucir con estilos deportivos o en momentos más casuales. Lo común es encontrarlas en tonos bastante claros y se pueden combinar muy bien con pantalones vaqueros. En Europa son menos comunes, pero lo cierto es que en los Estados Unidos son muy utilizadas a diario en entornos cotidianos.

El cuello americano con trabilla

El cuello americano con trabilla es uno de los modelos de cuello más originales e interesantes, por lo tanto, también es muy difícil de encontrar. Al menos, no es tan común en nuestro país. Esta prenda lleva una sujeción extra en las paletas del cuello para que estas no se muevan y puede ser en forma de trabilla o de botón central.

Se trata de un formato muy apropiado para llevar con corbata u otros accesorios, pues consigue realzarlos y ofrecer mucho más protagonismo del que tienen con otros diseños. En la actualidad es posible conseguirlas con más facilidad gracias a las opciones que nos proporciona internet, así que te aconsejamos probarla para que cuentes con una pieza casi única en tu armario.

El cuello mao

El cuello mao es muy característico, ya que se diferencia a la perfección del resto de los estilos de las camisas para hombre. Es bastante elevado y corto, además, carece de paletas, lo que dota a la prenda de un estilo único. Se puede lucir en todo tipo de looks y queda muy bien en los estilos informales, para verano o entretiempo.

¿Te preguntas de dónde viene la inspiración para crear una prenda tan diferente? En este sentido, el nombre que luce resulta bastante revelador. Se utilizó originalmente en la China Imperial y, por lo tanto, adopta su nombre de Mao Zedong, el presidente de la República que lo popularizó en la década de los setenta en todo el mundo.

El cuello estilo italiano

El cuello italiano es mucho más cercano a nuestro estilo de vestir habitual y se comercializa prácticamente como una versión algo más informal del cuello inglés, de hecho, guardan un gran parecido. La diferencia es que el estilo italiano es algo más corto y se configura para llevarse abierto, en lugar de abotonarse hasta arriba para llevar con traje.

Encontrarás camisas de cuello con estilo italiano en prácticamente todas las tiendas de moda y es muy probable que abunden en tu fondo de armario. Estas son perfectas para llevar en el día a día e incluso permiten incluir alguna prenda interior que ofrezca abrigo, además de un punto de sofisticación.

El cuello eton o club

El cuello eton o club también es bastante particular, pues en estos modelos cambia por completo su forma. Se trata de los cuellos para camisas masculinas que son redondos y que otorgan cierto aire juvenil o universitario. Esto lo decimos porque tiene su origen precisamente en Eton, el colegio más glamouroso del Reino Unido.


Llevar este cuello es adoptar un estilo ciertamente británico, lucir elegancia y dar ese toque más refrescante al look. Es ideal para llevar un atuendo formal sin que quede demasiado clásico o para los que precisamente tienen edades que se acercan a la época estudiantil. De hecho, en la actualidad es un estilo que da mucho juego y con el que puedes ponerte creativo cuando hagas tus combinaciones.