Tipos de patillas de hombre

Muchos hombres prestan atención al cuidado de sus barbas y eligen looks, como, por ejemplo, la barba completa o la barba de tres días sin prestar atención a un elemento crucial como lo son las patillas. De hecho, se trata de una parte importante del vello facial de los hombres que puede aportar o restar mucha personalidad dependiendo del tratamiento que les demos. De hecho, es un elemento que es capaz de transmitir información no verbal sobre la psicología de la persona en cuestión. 

¿Pero qué son las patillas?

Las patillas no son otra cosa que el punto de unión donde termina el corte de cabello y donde empieza la barba o vello facial. Es decir, que se considera una extensión de ambas partes y crecen de manera paralela a las orejas, siguiendo la dirección de la mandíbula. Y, al igual que sucede que no todos los hombres pueden disfrutar del mismo tipo de barba, esta zona también está sujeta a las mismas condiciones por su propia naturaleza. De hecho, algunos hombres tienen la barba y las patillas con una mayor densidad de vello mientras que, en otros, esta zona del cuerpo se muestra más despoblada. 

Estéticamente, las patillas actúan como un elemento integrador y separador entre el cabello y la barba. De esta manera, ayudan a enmarcar el rostro, suavizando la transición entre el pelo de la cabeza y el vello facial. Por lo que, dependiendo del tipo de barba, se le puede dar una forma u otra y se le puede dar una mayor personalidad a un rostro masculino. 

¿Qué significado pueden tener los tipos de patillas de hombre?

A lo largo de los siglos, hemos sido testigos de que las patillas son un elemento que es capaz de transmitir determinada información. De hecho, dependiendo de la forma y de la moda imperante en cada época, se puede relacionar un tipo de patilla determinado a una clase social concreta. De hecho, gracias al estudio de un elemento como este, se puede conocer cuál es el poder adquisitivo de un individuo, su nivel socioeconómico e intelectual, así como el estado de sus emociones. 

Teniendo en cuenta todos los datos que te hemos aportado hasta ahora, en este artículo te vamos a explicar qué tipos de patilla de hombre existen. Conociendo la clasificación, podrás ser consciente de la información no verbal que aporta un elemento de la apariencia masculina al que muchas personas no prestan excesiva atención. De hecho, gracias a los distintos tipos de patillas, podemos generar confianza en nuestros interlocutores o todo lo contrario. Por este motivo, te recomendamos seguir leyendo este artículo. 

Tipos de patillas por su anchura

La anchura del vello facial en esta zona del rostro es algo que debes tener en cuenta si quieres transmitir la información que quieres con tu imagen. En este punto, es necesario que tengas en cuenta que no todos los hombres tienen un rostro con la misma forma. De esta manera, en algunos casos, las patillas, al igual que sucede con la barba, puede ayudar a equilibrar las distintas partes del rostro para crear armonía entre ellas. 

De la misma manera, el hecho de utilizar patillas de distintas anchuras, puede ayudarte a transmitir determinada información en cuanto a comunicación no verbal se refiere. Por este motivo, es recomendable tener muy presente el ancho de las mismas si quieres transmitir positividad y confianza gracias a tu imagen personal. 

Patillas que respetan el ancho natural

Este tipo de patillas se suelen dejar de forma habitual porque son muy cómodas y sencillas de mantener en nuestra propia casa. Por este motivo proporcionan ante los demás una imagen de naturalidad y de ausencia de artificios. Es ideal para aquellos hombres que quieren ir arreglados, pero no llevar una imagen excesivamente refinada. 

Suelen dar a la cara un aspecto más simpático, coloquial y amigable, en definitiva, menos formal. Se suelen combinar con distintos cortes de cabello y de barba, como, por ejemplo, la perilla. Además, este tipo de patillas quedan bien en prácticamente todos los tipos de rostros, aunque los hombres con rostros redondos las deberían evitar en pos de las más finas. Sin embargo, funcionan mejor para aquellos hombres que tienen el rostro más alargado. 

Patillas más finas que el ancho natural

Cuando las patillas son más estrechas que el ancho natural de crecimiento del vello, se suelen utilizar para estilizar el rostro y dar una imagen más formal y cuidada. Este tipo de patillas lleva más trabajo en cuanto al mantenimiento que las anteriores. Es decir, con ellas, se transmite la idea de una persona que se cuida y tiene en consideración su propia apariencia e imagen personal ante los demás. 

En definitiva, cuando son más finas, se transmite una imagen más formal y elegante, lo que resulta adecuado para ir a una cita, para una entrevista de trabajo o una reunión con clientes por motivos de trabajo. Dan una mayor sensación de verticalidad a la cara, por lo que, deberían evitarlas aquellos hombres de rostro alargado y deberían apostar por ellas aquellos que tienen el rostro más redondeado, para equilibrar las facciones. 

Patillas que ensanchan el ancho natural aprovechando la zona de la barba

Son patillas que, además de ser anchas, también son largas, ya que deben aprovechar el ancho del vello facial que crece en la zona de la barba. Para transmitir cuidado personal, deben estar recortadas a una longitud media y, por supuesto, deben ir bien perfiladas. 

En cuanto a la comunicación no verbal, suponen una manera de llamar la atención y de diferenciarse del resto de los hombres. Son ideales para aquellos hombres que tienen la cara alargada y aquellos que tienen el rostro redondo deberían huir del uso de este tipo de patillas. Esto se debe a que acentúan la anchura del rostro. 

Tipos de patillas por su altura

La altura de las patillas respecto a las orejas también tiene mucho que decir respecto al cuidado de la imagen personal. De hecho, es una de las cuestiones que es capaz de aportar mucha personalidad a un rostro, así como de mostrar mayor formalidad e informalidad. 

Patillas muy cortas

Se trata del tipo de patilla más clásica y que se encuentra más socialmente aceptada. Suelen quedar ligeramente por debajo del inicio del nacimiento de la parte superior de la oreja y no llegan a la altura del lóbulo. Son los tipos de patillas de hombre que denotan una mayor formalidad y que muestra que la persona está dispuesta a encajar en la sociedad sin cuestionar las normas establecidas. 

Este tipo de patillas combinan perfectamente con cualquier corte de pelo y de peinado y se puede conjuntar con un afeitado apurado o con barba de dos o tres días e incluso con perilla. En cuanto al tipo de rostros, son perfectas para aquellos hombres con el rostro ovalado y alargado, mientras que aquellos que tienen la cara redonda deberían llevar las patillas más largas para acentuar la verticalidad.

Patillas a la altura de las orejas

Se considera otra de las patillas más clásicas para hombre y habitualmente se consideran elegantes y muy masculinas. Son más largas que las anteriores, pues pueden quedar a la altura del lóbulo de la oreja o ligeramente por encima del mismo. No debe llegar a la altura de la mandíbula, ya que estaríamos entrando en otra de las tipologías de patillas y tiene connotaciones diferentes. 

Los hombres que eligen este estilo transmiten una masculinidad marcada pero que no llega a resultar desafiante ante el resto de la gente. Por este motivo, se relacionan con la idea de tener confianza en uno mismo. Por este motivo, también se utilizan en los contextos formales, especialmente en el ámbito laboral y comercial, ya que dan sensación de mayor confianza. Los hombres que tienen el rostro redondeado u ovalado deberían intentar esta tipología de patillas, ya que les suele sentar muy bien. 

Patillas largas a la altura de la mandíbula

Las patillas más largas son aquellas que traspasan la zona del lóbulo de la oreja y llegan hasta la mandíbula. Se consideran que son las que más llaman la atención por resultar más desafiantes, por relacionarse con unas actitudes masculinas más intrusivas y negativas. Por este motivo, suelen ser de las menos aceptadas desde el punto de vista social. 

Sin embargo, este tipo de patillas también demuestra que los hombres que las lucen son personas con criterio y con mucha personalidad. Es decir, que no se dejan llevar por las imposiciones y por las normas establecidas por la sociedad sin cuestionar lo más mínimo. Son personas a las que no les gusta obedecer porque sí. Por todo ello, no resultan muy recomendables para un acto formal o para una entrevista de trabajo, ya que estas actitudes, aunque son positivas, pueden no ser demasiado valoradas. 

Tipos de patillas por su forma 

En última instancia, vamos a hablar de los distintos tipos de patillas de hombre que existen dependiendo de la forma que se le den. Este es, tal vez, el parámetro que puede aportar una mayor o menor personalidad al look. Sin embargo, también puede hacer que parezcas demasiado formal o demasiado inmaduro, dependiendo de la forma que le des a esta parte del vello facial. 

Patillas rectangulares

Empezamos con la forma más clásica y sencilla de mantener, que se suele combinar con las patillas a la altura del lóbulo de las orejas. Se pueden combinar perfectamente con cualquier corte de pelo y con la mayoría de estilos de barba, ya sea de tres días, completa, con perilla, con bigote, etc. Al ser tan cómodas de mantener, son las que mayor integración social proporcionan, por lo que resultan de las más formales. Además, son ideales para aquellos hombres que tienen el rostro ovalado o redondo. 

Patillas de pico

Son un tipo de patillas que se caracterizan por ser largas y finas. Su grosor va disminuyendo de manera progresiva hasta terminar en un pico. Se puede combinar perfectamente con cortes de cabello y de barba más tradicionales y modernos. Este tipo de patillas no resulta muy formal, pero es ideal para aquellos hombres que tienen el rostro estrecho y alargado. 

Patillas pintorescas

Se trata de aquellas patillas que tienen formas que llaman la atención y que no suelen encajar en las tendencias de moda masculina. Suelen ser demasiado exageradas, muy grandes e incluso pueden ir teñidas de colores diferentes para llamar la atención. Por este motivo, se considera que aquellos hombres que las lucen, necesitan constantemente la aprobación de los demás y, al mismo tiempo, no encajar en los patrones socialmente admitidos. 

Patillas ensanchadas 

En algunos casos podrían considerarse una variación de las patillas pintorescas, pero tienen consideraciones distintas. Si bien, aquellos hombres que las llevan también suelen pretender llamar la atención, también se pueden relacionar con la dureza del rostro y la dominación masculina. De hecho, cuanto mayor es la densidad de pelo en el rostro, mayores son los indicadores de testosterona. 

Son los tipos de barba más utilizados en el mundo del rock y de los cantantes y músicos de country masculinos. En cuanto a los tipos de rostro que más favorece esta tipología de patillas se encuentran los de forma alargada y ovalada. 

Patillas con filigranas

Son aquellas patillas en las que se recortan formas y dibujos leves, usando degradados y otras técnicas de recorte del vello facial. Este tipo de patillas suelen durar muy poco tiempo debido al crecimiento natural del pelo y sólo se pueden mantener en las barberías. Por este motivo, se consideran que indican superficialidad y artificios. Es decir, que aquellas personas que las llevan tienen la intención de impresionar y de fardar a su alrededor. Debido a esto, suelen causar rechazo y, en general, no son socialmente aceptadas.