Tipos de vaqueros de hombre

Cuando hablamos de prendas de vestir, sin duda, los vaqueros son la prenda más versátil que existe en la actualidad. De hecho es un tipo de prenda de vestir que se puede combinar perfectamente con una gran variedad de outfits y estilismos totalmente diferentes. Es una prenda que puede servir para conseguir un look casual con el que puedes salir a comprar, a dar un paseo o a tomar un café. Sin embargo, un pantalón vaquero puede servir para acudir a un evento formal.

Esto se debe a que puede combinar perfectamente con una camiseta de tirantes en verano. Pero también puede sentar muy bien con una camiseta de manga corta, con un polo, una camisa e incluso con una americana. Los pantalones vaqueros son, por lo tanto, la prenda más utilizada en cuanto a pantalones masculinos por su polivalencia y versatilidad.

Sin embargo, las ventajas de utilizar esta prenda no terminan aquí, ya que es también un tipo de prenda que cuenta con multitud de estilos y cortes diferentes. Es importante descubrir las características de todos ellos para poder encontrar el que mejor se adapta a tu tipo de cuerpo y, por supuesto, a tu estilo. De esta manera, si quieres averiguar qué significan las palabras straight, skinny, slim, loose, cropped, carrot o relaxed fit, no dudes en seguir leyendo este artículo.

Vaqueros de hombre straight fit

Este tipo de pantalones vaqueros para hombre se conoce, además, con el nombre de regular fit o de corte recto. Se trata del modelo de pantalón vaquero con el corte más clásico de todos, similar a los primeros Levi ‘s que se lanzaron al mercado.

Si atendemos a sus características, vemos que es de tiro alto, que se ajusta perfectamente a la cintura y los camales caen rectos desde la cadera hasta los tobillos. Son ligeros, prácticos, anchos y muy cómodos de llevar. Esto los hace ideales para todo tipo de hombres, independientemente de la forma de su cuerpo y porque se adaptan a cualquier look. Por ejemplo, se puede usar tanto con botas de piel o de serraje como con zapatillas de deporte.

Este tipo de pantalones, al no ser demasiado ceñidos y dejar espacio entre la piel y el pantalón, son más aireados y más frescos. Esto los hace ideales para llevarlos puestos durante la temporada de verano. Sin embargo, en invierno pueden resultar un poco más fríos, ya que, como hemos dicho, son más aireados que, por ejemplo los skinny o los super skinny.

Vaqueros slim fit

Este tipo de pantalón vaquero es un poco similar al anterior, pero con el corte un poco más estrecho y también suelen sentar bien a todo el mundo. En concreto, se diferencia del straight fit en que el camal se va haciendo más estrecho desde la cadera hasta llegar a la altura de los pies. Gracias a este corte, consigue proporcionar al usuario una silueta más estrecha que se ajusta al grosor de las piernas, pero sin llegar a comprimirlas.

Es decir, se ajustan a la cintura y se van estrechando para proporcionar una silueta más estilizada. Aunque quedan bien prácticamente a todo el mundo, aquellos que mejor pueden lucir esta prenda de vestir son los hombres altos y con las piernas delgadas. También son prácticos, elegantes, ligeros y ofrecen un gran confort.

Asimismo, los vaqueros slim fit son, tal vez unos de los que mejor se pueden combinar con aquellas prendas más formales o elegantes. Entre ellas, podemos destacar que combina perfectamente con camisas estrechas, polos y americanas. Por ello, son uno de los pantalones más imprescindibles que deberían encontrarse en cualquier armario que se precie.

Los pantalones vaqueros skinny fit

Son, en la actualidad, el tipo de pantalones vaqueros para hombre que está más de moda y se conocen también como pantalones pitillos. Se caracterizan por ajustarse a la cintura, pero los camales se van estrechando de tal manera que se ajustan totalmente a las piernas, pegándose a ellas al máximo hasta llegar a los tobillos.

Aunque es cierto que hace unas décadas este tipo de prenda era bastante incómoda, en los últimos años se han desarrollado nuevos modelos utilizando fibras elásticas que impiden que las piernas queden apretadas en exceso, por lo que resultan altamente confortables.

En cuanto a la morfología del cuerpo, estos pantalones vaqueros skinny fit suelen quedar mejor en hombres que tiendan más bien a ser delgados y esbeltos. Sin embargo, en hombres demasiado delgados y altos puede acentuar en exceso su delgadez, por lo que, en ese caso, conviene evitarlos y es mejor optar por los slim fit.

Pantalones vaqueros súper skinny fit

Son los pantalones vaqueros que más se ajustan a la silueta de las piernas de la cintura a los tobillos. De hecho, son los más estrechos que puedes encontrar en el mercado. Al igual que los anteriores está elaborado con fibras elásticas que impide que las piernas queden demasiado comprimidas. Si tuviéramos que hacer una comparativa, diríamos que casi parecen una segunda piel o unas mallas.

Gracias a ello, hoy en día, podemos disfrutar de prendas de vestir, como estas, que, aunque son muy ajustadas, al mismo tiempo son comodísimas. Al igual que los skinny, este tipo de pantalones les suelen quedar mejor a aquellos hombres de complexión más bien delgada. Asimismo, son los vaqueros más demandados del mercado en la actualidad. De hecho están de moda desde hace algunos años, sobre todo entre el público adolescente.

En cuanto a la combinación con otro tipo de prendas de vestir, hay que decir que son un tipo de pantalón vaquero que sienta bien con sudaderas y con camisetas. Asimismo, también hay que decir que es una prenda que se suele utilizar más en invierno que en verano. Esto se debe a que, llevar los camales muy pegados a la piel, pueden resultar demasiado calurosos.

Vaqueros relaxed fit

Este tipo de pantalones vaqueros se conocen también con el nombre loose fit, que guardan bastantes similitudes con los slim fit. De hecho, esta prenda está pensada para que quede un poco más holgada que este último. En cuanto a su diseño, se ajustan perfectamente a la cintura, pero los camales o perneras se van ensanchando ligeramente hasta llegar a la altura de los tobillos.

Por este motivo, este tipo de pantalones quedan bien en hombres de constitución corporal normal o media. Es decir, aquellos hombres que se encuentran en su peso ideal o ligeramente por debajo o por encima del mismo. De esta manera, podemos afirmar que son una prenda muy ligera y confortable. Por ello, pensamos que es un tipo de prenda imprescindible para llevar en el día a día.

Pantalones vaqueros carrot fit

También conocidos bajo el nombre de tapered fit, este tipo de pantalones vaqueros para hombre se caracteriza por proporcionar una silueta cónica en forma de zanahoria. Mezcla las características propias de los straight y los slim. Es decir que se ajustan a la cadera y los camales caen rectos hasta la rodilla igual que el primero. A partir de aquí se van estrechando hasta la altura del tobillo como los segundos que hemos nombrado.

Este tipo de pantalones vaqueros para hombre son muy cómodos, ligeros y fáciles de llevar con otras prendas. Por ejemplo, se pueden combinar perfectamente con zapatillas de deporte, náuticas, camisetas, sudaderas o ropa más informal y elegante. Es decir, que quedan bien con camisa y americana. Asimismo, suelen quedar bien a aquellos hombres que tienen la cintura y los muslos un poco más gruesos.

Vaqueros Hyper Flex para hombre

Estos vaqueros tienen la característica de ser muy elásticos, por lo que son capaces de ofrecer un gran confort al usuario. Ofrecen lo mejor de la estética de los pantalones vaqueros, pero lo combinan con la elasticidad adecuada para que resulten increíblemente cómodos de llevar puestos durante todo el día. De hecho, gracias a las fibras elásticas con las que se elaboran estas prendas, son capaces de adaptarse a la perfección a la forma de tu cuerpo sin tener la sensación de ir demasiado apretado.

En definitiva, estos son algunos de los tipos de vaqueros para hombre más populares del mercado. Algunos de ellos tienen un corte más clásico y combinan con determinadas prendas de vestir y de calzado y otros combinan mejor con otras. Recuerda que es una prenda muy versátil y combinable. Dicho con otras palabras: puede combinar tanto con prendas casuales como informales. Por este motivo es muy importante que elijas aquella que mejor se adapte a tu morfología corporal y a tu estilo. Después de todo, lo que es realmente importante es que vayas lo más cómodo posible.